GIMNASIA ARTÍSTICA

La Gimnasia Artística

 Es uno de los deportes fundamentales para el desarrollo de las destrezas y habilidades básicas y exige estilo, imaginación y elegancia. Al tratarse de un deporte de especialización temprana, el mayor avance en cuanto a la adquisición de habilidades y destrezas necesarias para esta actividad se alcanza en la niñez o pubertad. Aunque los mejores resultados deportivos puedan alcanzarse en la edad  adulta, se requiere lograr niveles máximos de fuerza, flexibilidad y coordinación durante la infancia.

 La modalidad femenina de este deporte se disputa en cuatro aparatos:

PARALELAS ASIMÉTRICAS: Es uno de los aparatos más espectaculares en la competición, exige fuerza, concentración, coordinación y precisión.  La banda superior está a 2,50 m. de altura y la inferior depende de la apertura que se le dé, se puede separar o acercar según la altura de la gimnasta. El ejercicio debe fluir de un movimiento a otro sin pausas.

SUELO: Los ejercicios en el suelo se ejecutan con música, lo que distingue a este aparato. Esto brinda a las gimnastas la oportunidad de dar un toque personal a su rutina de acuerdo al tipo de música y coreografía que se elija. En esta prueba se combinan la elegancia de ejercicios propios de la danza con sorprendentes ejecuciones acrobáticas mientras hace un uso versátil del espacio del suelo.

 

SALTO: Es una prueba de rapidez y potencia. Consiste en una carrera, el impulso con los pies en un trampolín, la entrada enérgica y momentánea con las manos sobre la superficie del potro y el despegue inmediato para la ejecución de diversos movimientos que pueden incluir giros, tanto en el eje longitudinal como transversal.

BARRA DE EQUILIBRIOS: Es de los aparatos más impresionantes, y quizá también sea el que represente mayor complejidad, sobre todo durante la competición donde el dominio mental y la concentración son fundamentales. Con 5 m. de longitud, 10 cm. de ancho y a una altura de 1,25 m., las gimnastas no sólo deben demostrar la capacidad de mantener el equilibrio, sino también realizar ejercicios que requieren elevados niveles de fuerza y coordinación, sin olvidar el papel que juega la coreografía donde se combinan movimientos de danza y ejecuciones acrobáticas. Por ello, se considera a este aparato como símbolo de exactitud, precisión y elegancia.