Iniciación a la competición

El Club Sur ofrece un programa de iniciación a la gimnasia de competición para niños y niñas.

L@s gimnastas suelen entrar en el programa de iniciación a la competición a través de nuestras escuelas, pero también hacemos selección de pequeñ@s gimnastas que se incorporan directamente a nuestros equipos de iniciación a la competición.

La iniciación a la competición requiere un entrenamiento mínimo de tres días semanales. Las clases están diseñadas para niñ@s con capacidad de esfuerzo y que deseen tener una futura vida deportiva. En los entrenamientos se trabaja con el talento físico natural del niñ@ en torno a los requerimientos futuros de la competición, con un fuerte énfasis en el ejercicio de la fuerza y la flexibilidad necesarias para la gimnasia más avanzada. Se inculcan los valores del buen espíritu deportivo, trabajo en equipo positivo, el establecimiento de metas y logros, una fuerte ética de trabajo, e incluso la gestión del tiempo.

Es nuestro objetivo mostrar e inculcar un estilo de vida deportivo, así como enseñar a nuestr@s niñ@s la relación entre esfuerzo y recompensa, aprendizaje que llevarán durante toda su vida en cada reto que decidan emprender.

Nuestros equipos de iniciación a la competición de Gimnasia Acrobática y Gimnasia Artística Femenina, entrenan en la Universidad Pablo de Olavide junto a los equipos de competición, en un campus universitario y con unas instalaciones ideales para la práctica de la gimnasia y con los mejores recursos materiales.

Competición

El nivel de competición exige de las gimnastas un nivel mayor de exigencia. Las clases están dirigidas con un enfoque de alto rendimiento, lo que condiciona que las niñas entrenen una media de 3 horas diarias (unas 20 horas semanales) incluidos sábados y festivos. Con este nivel de entrenamiento, cada deportista se beneficia de un permanente desarrollo físico y personal, que transfiere a su vez a su vida académica y al desarrollo social. En el plano emocional, moldean ciertos aspectos psicológicos como la concentración, el valor, la tenacidad y la tolerancia  a la frustración; y otros sociales como el compañerismo, la solidaridad, el respeto al contrincante, etc.